12 de octubre de 2015

El Siempreterno "Para siempre" (2014)

Un disco que empieza con "Toda la gloria de los años de juventud fueron nada..." no puede contener canciones felices, y cuando uno se acerca al Siempreterno, no busca una felicidad idiota, sino ese momento de hermosa y única melancolía que nos pueden entregar estas breves 11 canciones que para mi se volvieron indispensables.
Son todas distintas, cada una tiene su identidad, pero hay algo que las atraviesa y las unifica, y es una mala onda escondida en los acordes y en las voces tanto de Mimí como de Sergio;, y la seguridad precisa y casi nihilista de que por más que busquemos y creamos en esa gloria juvenil que se incrusta en cada una de la anécdotas pasadas...lo mismo vamos a morir.
La pregunta es: ¿cómo? ¡Relajados, arrullados por la sensual voz de Maura?
Angustiados, inyectados en ira y adrenalina, presos de la emoción de las guitarras de Ariel Minimal y Sergio...es otra posibilidad-
O contagiados por la pasión que transmite una banda que no se parece a ninguna de las que hay en el país.
Lo paradójico es la alegría que vehiculiza la música que hacen, cuando las letras están tan repletas de muerte e ironía bien hija de puta (escuchen "El secadero").
También es posible relajarse de la mano de la siempre efectiva balada, esta vez con un clima decadente y desgraciado, que arranca una leve sonrisa casi resignada.
Y a medida que pasan las canciones, la sección rítmica sostenido por esas dos bestias de Fernando y Alvaro se muestra como una de las más sólidas que podemos escuchar por esas tierras.
Es posible que, tal como nos escupen en "Esclavo", seamos esclavos del mundo que nos vio nacer (por dios, ese bajo gordo y esos golpes tribales avizoran lo peor), y moriremos esclavos, y retornaremos al cosmos, ya sin poder saberlo...pero con discos como este, esta esclavitud no solo se hace más llevadera, sino que hasta se puede disfrutar.
De pronto, demasiado rápido, suena una guitarra , un especie de acorde fuera del tiempo...y morimos...o terminó el disco.
Hermoso, indispensable, de esos que 20 años después seguiremos escuchando.
Busquen su bandcamp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada