13 de octubre de 2015

Enslaved "In Times" (2015)

perfeccion
Una verdadera obra de arte musical del S. XXI de los noruegos que hace años que no se los puede catalogar como Black Metal, por lo menos así a secas.
Que son una banda extrema, nadie podría negarlo, y que la música que hacen sobrepasa todas las fronteras tampoco.
Los responsables son los mismos de siempre, y la química que destilan entre ellos harían avergonzar a los alquimistas más renombrados.
Como si hubiesen encontrado la proporción áurea, se despachan con un discazo por donde se lo mira, con "tan solo" seis canciones en casi una hora, donde la adrenalina discurre y te inunda como si fuese agua.
En ese sentido, estos tipos son unos verdaderos irresponsables, que largan al espacio estos sonidos sin percatarse de lo que podrían generar en quienes estamos a merced de estos sonidos.
Paseos oscuros que van desde la oscuridad y frialdad blacker, hasta el vértigo propio de las bandas progresivas modernas, sin dejar de lado extraños sonidos que recuerdan a esas vetas rústicas y folkies de sus inicios, y todo con una claridad que no muestra complejo alguno a la hora de componer las extensas canciones que componen este disco.
¿Es obligatorio elegir alguna por sobre otra composición? Espero que no, porque a medida que pasan las escuchas, van cambiando las preferencias; lo que no cambia es la sorpresa, sobre todo por las texturas y la versatilidad presentes.
¿Qué pasaría si Enslaved pasara por su propio tamiz, los sonidos pertenecientes al denominado Post Metal? No la vertiente más hardcore del tema, sino esa deudora directa de Neurosis, Isis o Jesu. El resultado seguramente estaría rondando en el tema "Nauthir Bleeding", o la parte media de "Daylight", acaso la lectura de los noruegos de esos sonidos.
Podría seguir por años describiendo esta obra, pero sería absolutamente inútil, ya que las palabras, una vez presionado el play, faltan...y eso siempre es bueno cuando se trata de Enslaved.
Otro clásico automático de los barbudos, que emociona y empuja a escucharlo una y otra vez.

2 comentarios: