9 de octubre de 2015

Hate Fusion "Filth" (2015)

La reputa que lo parió!
Siete años pasaron desde aquel e.p. reseñado en el blog, y la espera no valió la pena...porque no la hay. Valió la adrenalina y el vértigo, que chorrea a raudales de este pedazo de disco que podría servir tranquilamente como banda de sonido de las últimas masacres ocurridas en el "gran" país del norte, hace pocos días atrás.
Y el título del disco no le hace honor al contenido, para nada. El sonido es limpio y permite escuchar cada instrumento en su plenitud, perfectamente ajustados y balanceados.
Evidentemente, hay dos frentes que se entrecruzan en cuanto a la relevancia: las voces y las violas, que compiten para destrozarnos lo poco de sanidad que nos queda.
Pero no es solo eso, porque la sección rítmica es impresionante la química que vomita, y casi sin darte cuenta estás moviendo la cabeza y el pie, siguiendo el ritmo de cada uno de los 10 mazazos que nos esperan en el primer larga duración de los tucumanos.
Suena muchísimo mejor que aquel e.p., y mucho más dinámico, sobre todo con variaciones en las voces, que te pasean desde el grito cuasi hardcore, al metal incandescente y hoy por hoy eterno de At The Gates, hasta la podredumbre gutural del death puro y duro.
Pero no todo es agresión, porque hay canciones que bajan las revoluciones y aparece una melodía increíble que juguetea entre las dos violas, y le da lugar para que el Groove del batero se luzca, sonando potente y profundo ("Under", por ejemplo).
¿Alguien se acuerda de cuando In Flames sacaba discos imprescindibles? Yo me acuerdo, eso fue ya hace más de 15 años. Pero Hate Fusion está más cerca de la vertiente de los otros suecos imprescindibles, At The Gates, y de la integridad musical de Dark Tranquility, sin ese gusto por la experimentación y los toques electro con los teclados. Y tienen en su ADN actual algo de los pioneros ingleses Carcass, sobre todo la de los discos más melódicos, que venían a toda velocidad y bajan para meter unas melodías tremendas...melódico y extremo, perfecto, pero sin olvidar una hermosa dosis de thrash!
Decía de la actualidad de la banda, y hay que decir que los nuevos integrantes: el vocalista Fernando Nanni continúa en voces (y hace un laburo descomunal y versátil, reitero), demostrando una evolución en su arte que mete cagazo; la sección rítmica cambió, entrando Germán Gómez (batería) y Pablo Lamela Bianchi (bajo), de los Random, y Ramiro Rodríguez y Federico Cano en guitarras. Hay un par de invitados a destacar, el vocalista de Climatic Terra James Wright en el tema que abre el disco, y una institución de la música extrema argentina, Wata, actual líder y vocalista de Matan S..A. (ex Pandemia), en voces para el tema "Under".
El laburo que muestra este disco es realmente impresionante, destacando personalmente lo logrado por esa bestia tras las perillas que es Ramiro (varios deberían prestar atención a la profundidad de cada uno de los discos que graba)
Si querés metal en serio, y te aburre el power y el Heavy clásico repetitivo de esos clones que escucharon solo discos del estilo, acá tenés una banda a la que hay que prestarle atención en serio. Una banda que evidentemente hace lo que le gusta y no lo que la gente quiere escuchar.
Y eso se agradece profundamente.
Suciedad para todo el mundo, carajo!
P.D.: este domingo presentan el disco...allí estaremos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada