1 de agosto de 2010

Green Carnation "Journey to the End of the Night" (2000)

Impresionante debut de estos noruegos, y en donde más se nota eso de la continuación no oficial de In The Woods..., referido en cientos de páginas en la web.
Las ideas expuestas en "Strange in Stereo" (1999) pero despojadas de esas sensaciones malignas y densas contenidas en la última y gloriosa placa de aquella banda. Y todo el costado Experimental y Progresivo que estaba concentrado en aquel último compilado, aquí multiplicado a la enésima potencia, con composiciones extensas que se toman su tiempo para llegar a explorar las texturas y matices que cada instrumento obsequia.
Entre esos instrumentos figuran las cuerdas vocales de gente muy importante para la escena gótica de comienzos de la década: Vibeke Stene (la vocalista de Tristania hasta "Illumination" (2007)), Synne Soprana (quien se encargaba de las voces femeninas en In the Woods...). Eso sin contar con los integrantes retornando a la formación primigenia que inauguraran allá por el año 1991, y quienes formaran In the Woods...: los geniales hermanos Botteri, que nos hacen recordar con sus cuerdas (voces, bajo y guitarra) lo genial de su otra agrupación, casi comprendiendo que se tenían que separar ya que la escencia se había diluido.
El problema es que en este primer disco de Green Carnation, la música evoca automáticamente a la otra agrupación.
Y eso definitivamente no es malo. Al contrario.
Y si no me creen, escuchen detenidamente. Desde el arranque con "Falling into Darkness" parecería ser una continuación extendida del aura regalado en "Morning the death of Aase" del descomunal e imprescindible "HEart of the Ages" (1995) .
Ni hablar del extenso "My Dark reflexions of life and death", con sus casi 18', donde nuevamente emerge la Psicodelia y la experimentación.
Y así, a lo largo de la placa pensamos siempre en el pasado, en la oscura noche del pasado hacia donde nos arrastra Green Carnation con su disco debut.
Paradójicamente, este viaje hacia el final de la noche termina iluminando una vida plagada de bandas mediocres que repiten fórmulas pensando solo en la fama, olvidándose de lo que verdaderamente importa.
La música. Algo intangible, que estos noruegos transforman y presentan como un objeto distinto, palpable, disfrutable, inolvidable. Único

2 comentarios:

  1. Sencillamente una obra de arte!!! Gracias miles por compartirlo.

    ResponderEliminar