14 de junio de 2010

Elend "Les Ténèbres du Dehors-Officium Tenebrarum II" (1996)

miseria
Mierda! No hay nada ni nadie, pero absolutamente nadie en el mundo de la música que sea capaz de maravillarte y angustiarte tanto al mismo tiempo.
Es tan única esta banda/proyecto que sin tener nada que ver con el metal (excepto las voces) esta considerada dentro de absolutamente todas las páginas en la web cuando se busca su nombre. Lo que pasa es que las etiquetas al enfrentarse por primera vez a este monstruo no sirven para nada.
Y si pasa con la discografía entera de Elend, también se repite en cada disco.
No recuerdo los otros en este momento, pero en general empiezan tranquilos, etéreos, casi angelicales, hasta que hace su aparición uno de los personajes principales, Lucifer. Y ahí se pudre todo.
Las voces elegidas para recrear los diferentes personajes de esta compleja y oscura obra son simplemente perfectas, logran que identifiques a cada uno y los diferencies, pudiendo meterte más adentro en la personalidad de cada uno de ellos. Si, es prácticamente una obra de teatro perfectamente ambientada en los reinos infernales y celestiales, con ángeles y demonios dialogando entre ellos.
¿Se imaginan una obra de estas características? Y si es difícil, pero vale la pena hacer el esfuerzo frente a tanta estupidez radial de fácil escucha.
Como en la entrega anterior, hay que tener los sentidos alertas, porque como pasó con el inicio de la trilogía, acá no solo hay música. También nos encontramos frente a una relectura de muchas obras literarias de gran peso e importancia, y la principal es "El Paraíso Perdido" de John Milton. Trilogía dije recién, y me olvidé de mencionar que el inicio de la misma ocurrió en aquel oscuro debut del año 1994 "Leçons de Ténèbres-Officium Tenebrarum I". La saga finaliza con "The Umbersun-Officium Tenebrarum III-" (1998), y lo recomendable es que sigan el orden para poder realizar este viaje de forma ordenada, y el resultado hipnótico sea aún más opresivo.
Si pueden hacer una "maratón" y experimentar los tres discos seguidos, mejor aún.
Esta segunda entrega es más barroca y violenta, sobre todo por los desgarradores alaridos de las dos voces masculinas que contrastan con las sopranos Eve-Gabrielle Siskind y Nathalie Barbary, creando climas más oscuros y desesperantes que nadie.
Si, esa es la palabra: desesperante, y hace que este disco no sea para todos.
¿No me creen?: escuchen "Dancing under the Closed Eyes of Paradise" y me dicen que les parece.
Bueno, de hecho Elend no es para todos, solo para aquellos que estén dispuestos a hacer un esfuerzo importante y descender a las profundidades del infierno más inimaginable.
Esta versión fue la que se reeditó en el año 2001, con una modificación importante: aparte de la presentación estética (la tapa es distinta a la original, hoy fuera de catálogo y de un lujo casi pornográfico: dibujos de Doré, Da Vinci, etc), se incluye un track adicional, "Birds of Prey", que apareciera en aquel viejo compilado de la Holy Records titulado "Holy Bible". También está remasterizado, por supuesto.
Una experiencia física única, donde podrán descubrir, incluso, sus propios límites. Anímense, porque aquí, como reza el inicio del disco, "...no hay luz".

3 comentarios:

  1. Me animare a bajarlo, tremenda descripcion

    ResponderEliminar
  2. EXCELENTE APORTACIÓN!!!
    GRACIAS X COMPARTIR!!

    STAY DARK...

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar